jueves, noviembre 19, 2015

La 'paradoja de la obesidad': las personas con sobrepeso viven más y se recuperan mejor de las enfermedades

 
 
El ejercicio sano y la dieta saludable, además de ser beneficiosos per se, hacen que poco a poco se vaya logrando un objetivo más ambicioso y todavía más positivo para el cuerpo: estar en forma. ¿Pero que quiere decir esa expresión? Para algunos, estar delgado. Para otros, tener la suficiente fuerza y agilidad. Y no para pocos, estar musculado. Pero estas tres percepciones tienen algo en común: estar en forma equivale a no ser obeso.

Porque para la ciencia, la obesidad es una enorme fuente de problemas. Su presencia está relacionada con enfermedades como la diabetes, el cáncer o diversos problemas vasculares. Nadie duda de que es indeseable y peligrosa. Pero ahora parece que ha nacido una corriente que asegura que estar pasado de peso no tienen por qué ser peligroso. Incluso, puede ser beneficioso para la salud.

Diversos estudios han tratado de explicar lo que se denomina como la ‘paradoja de la obesidad’: casos en los que enfermos de cáncer o incluso de problemas cardiacos sobreviven a estas difíciles situaciones en mayor medida que otros pacientes que se encuentran en su peso ideal.

Por ejemplo, un estudio llevado a cabo por el endocrino francés Boris Hansel demostró que en una población de 54.000 personas con alto riesgo de sufrir un ataque al corazón, los que tenian una cierta obesidad -no un grado severo- sobrevivían más años sin necesidad de tomar la medicación.

Mercedes Carnethon, una epidemióloga de la Universidad Northwestern (Estados Unidos), revisó los datos de la población estadounidense que había fallecido de diabetes durante un periodo de 5 años y descubrió que los más delgados eran también los que morían con más frecuencia.

Todo el maremagnum de la ‘paradoja de la obesidad’, que amenaza con destrozar las creencias más profundas de la medicina, fue originado por la epidemióloga Katherine Flegal. Tras analizar cientos de datos sobre mortalidad y cotejarlos con información disponible sobre el índice de masa corporal (IMC) de los fallecidos, encontró que las personas con un IMC del 25 al 30 (clasificados con sobrepeso, pero que no llegan a ser obesos) tenían una expectativa de vida mayor que aquellos que eran más delgados o más obesos.

No son pocos los que aseguran que la paradoja de la obesidad no existe, y que se podría explicar en que las personas más delgadas suelen desconocer que estan enfermas hasta que ya es demasiado tarde. O que los médicos utilizan tratamientos más agresivos con aquellos que tienen más peso. O incluso que los más rellenos se toman más en serio las advertencias sobre su salud y saben cuidarse a tiempo.

Sea como sea, puede que toda esta corriente termine haciendo que se revisen los estándares no solo de belleza, sino de salud. Y que como ya ocurriera hace tan solo 400 años, en la época en la que Rubens pintaba sus rotundas Gracias, las curvas no solo nos parezcan atractivas, sino también saludables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

Blogroll

Dame tu voto en HispaBloggers!

About