miércoles, agosto 26, 2015

El extraño caso de las flores mutantes de Fukushima


 

Desde hace varios días corren por las redes sociales unas imágenes que han llamado la atención a muchos curiosos: Las fotografías de unas extrañas margaritas deformadas. Las margaritas mutantes fueron fotografiadas por un joven japonés en la ciudad de Nasushiobara, a unos 110 kilómetros de Fukushima,dónde en 2011 un tsunami causó el peor desastre nuclear desde Chernóbil. Cuatro años después, sigue siendo alta la preocupación sobre los materiales radiactivos que pueden afectar a las personas, animales y plantas que viven cerca del lugar. Así que no es de extrañar que estas virales fotografías suscitaran cierto temor entre los habitantes de Nasushiobara y alrededores.



Sin embargo, a pesar de que la radiación nuclear podría ser responsable de estas alteraciones, lo cierto es que las mutaciones (alteraciones en la información genética) pueden ocurrir de forma natural en las plantas. De hecho gracias a ellas ha surgido la gran diversidad de especies que pueblan hoy nuestro planeta. En este caso, se trataría de un fenómeno llamado “fasciación” o “crestación”, un tipo de mutación que puede afectar al tallo, la raíz, al capullo y al fruto de más de un centenar de plantas vasculares alrededor del mundo. Esta alteración genética se manifiesta mediante una deformación muy concreta: el tejido de la planta queda aplanado, en forma de cinta o contorsionado, justo como sucede en las margaritas de las imágenes. Algunas plantas heredan esta mutación que, si bien condiciona un aumento irregular del peso y el volumen del tejido en cuestión, no representa un daño mortal a la planta.

La fasciación puede estar causada por una infección bacteriana, ataques de insectos o parásitos o daños químicos o mecánico. Afecta a un tercio de las plantas vasculares; de hecho es lo bastante común como para tener grupos en Flickr dedicados a cazar flores con este peculiar crecimiento.

Los científicos todavía no parecen tener muy claras las causas de la fasciación. Aunque es poco probable, también (a parte de las causas naturales) se contempla que la radiación nuclear pueda tener algo que ver. Tampoco se sabe a ciencia cierta si en todas las margaritas el origen de la alteración es el mismo.

La revista “Science Alert” informa que este no es el primer caso de irregularidades detectadas en la naturaleza a raíz de la catástrofe de Fukushima. El año pasado, un estudio reveló que el tamaño de la población local de mariposas se había reducido, además de haber registrado una alta mortalidad y anomalías morfológicas tras el desastre…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

Blogroll

Dame tu voto en HispaBloggers!

About