miércoles, julio 01, 2015

Cuando reír se convierte en una enfermedad



Aunque parezca natural y espontánea, la risa está controlada por una serie de mecanismos cerebrales que se encargan de que surja en el momento adecuado. Cuando estos mecanismos fallan y la risa aparece sin motivo aparente, se produce el síndrome de la risa patológica. Frecuentes estallidos de risa incontrolables son comunes en las personas que padecen este síndrome. Sin embargo, esta condición, no tiene nada de gracioso.

La risa y el humor tienen un procesado cerebral propio. Nuestro cerebro tiene un centro coordinador de la risa que normalmente se mantiene inhibido por los centros corticales (corteza promotora y motora). Ante una situación que nos hace gracia o nos resulta gratificante emocionalmente, se activa el circuito de la recompensa y el centro coordinador de la risa queda desinhibido provocando la activación de los músculos implicados en la risa.

El síndrome de la risa patológica se produce, ocasionalmente, cuando una alteración cerebral ( generalmente estrés, ansiedad o una lesión cerebral) induce la desinhibición o superexcitación del centro de la risa. Como consecuencia la persona se ríe sin control alguno cuando realmente no hay una situación real que provoca la risa (sin más).

Personas con epilepsia o con ictus múltiple, por ejemplo, pueden reírse sin motivo aparente. En el caso de enfermedades degenerativas, como la esclerosis múltiple o la esclerosis lateral amiotrófica, más conocida como ELA, también puede aparecer la risa y el llanto patológicos. También suelen asociarse a una excesiva alegría inmotivada (síndrome de Angelman, esquizofrenia, manía, demencia).

Lo más curioso de todo es que la risa y el llanto están controlados por la misma región cerebral. El cuerpo moviliza los mismos músculos para reír que para llorar. Ambas cosas implican un movimiento coordinado muy puntual y estricto. Así las personas con este síndrome tampoco pueden controlar el llanto. Tanto la risa como el llanto patológicos se pueden dar indistintamente, pero hay enfermos que tienen uno y no otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

Blogroll

Dame tu voto en HispaBloggers!

About