viernes, junio 19, 2015

Ese animal al que llamas pantera... ¡No existe!

Ese animal al que llamas pantera... ¡No existe!


Normalmente, cuando pensamos en una pantera nos viene a la cabeza un enorme felino de color negro altamente peligroso que hemos visto miles de veces en documentales, fotos y/o películas. Y pensarás que claro que existen las panteras, pero te recomendamos que te relajes, dediques unos minutos a leer este artículo y descubras una de las grandes mentiras con las que has vivido todo este tiempo, porque, como decíamos al principio, ese animal al que llamas pantera... ¡No existe!

Para que llegar a entender esta afirmación, hay que empezar por el principio. El caso es que la pantera como animal, como especie aparte, no existe, sino que hay una confusión histórica en el uso de la palabra.

Comenzamos entonces, Panthera es un género taxonómico de félidos que incluye dentro de él a cinco especies: la del leopardo (Panthera pardus), el jaguar (Panthera onca), el león (Panthera leo), el tigre (Panthera tigris) y el leopardo de las nieves (Panthera uncia). Por lo tanto, no hay ninguna especie de animales que represente a esos felinos grandes de color negro que nos vienen a la mente cada vez que se menciona el nombre de pantera.

Por si queda alguna duda, ese animal de nuestro imaginario tampoco se corresponde con el género Leopardus, que incluye a varias especies de felinos americanos, pero ninguno de ellos es esa pantera negra. El nombre de este género se escogió por el parecido superficial del ocelote al leopardo, pero el leopardo, como decíamos antes, pertenece al género Panthera.

Entonces, ¿cuáles son esos felinos negros que todos hemos visto alguna vez en nuestra vida y a los que llamamos panteras? Pues son leopardos o jaguares con una mutación. En ambas especies se da un fenómeno denominado melanismo, que consiste en un exceso de pigmentación oscura en las células de la piel. Ósea, que esto se traduce en la aparición de ejemplares de color negro en estas especies. Si os fijáis bien en la imagen de arriba, se llegan a apreciar las marcas características de estos animales (leopardos y jaguares), solo que están ocultas por el color negro producido por la melanina.

En resumen, que el término pantera haría referencia a la mutación de estas dos especies y, técnicamente está mal dicho, ya que deberíamos referirnos a ellos como jaguar melánico o leopardo melánico, dependiendo de la especie que sean. Así que este artículo pone fin a esa gran mentira que tan instaurada está en la sociedad y ya tienes una curiosidad más para fardar delante de tu grupo de amigos. Así que, ya sabes, es hora de que empieces a referirte por su verdadero nombre a los grandes felinos negros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

Blogroll

Dame tu voto en HispaBloggers!

About