miércoles, mayo 27, 2015

El Templo de las Ratas

solo-india-21

Ubicado en el corazón del Rajasthan, al pie del desierto, se encuentra el templo más exótico de la India: Karni Mata. No es precisamente conocido por su riqueza arquitectónica, tampoco por sus bellas pinturas; más bien por sus curiosos habitantes. También conocido como el Templo de las Ratas, en Kanni Mata reinan y conviven en perfecta harmonía con los humanos más de 20 mil ratas. Andan libremente por todos lados: comiendo, corriendo, saltando, peleando y otras muchas, durmiendo formando grandes pelotones. Están bien cuidadas y alimentadas. En las paredes de los muros hay pequeños huecos y agujeros para que puedan pasar de una habitación a otra libremente y son alimentadas con leche, dulces y cereales que donan los fieles. Estos pequeños roedores, según los hinduistas, son descendientes de la mismísima Karni Mata, que a su vez es la reencarnación de Durga, la poderosa diosa de la victoria del bien sobre el mal.

“Cuenta la leyenda que Karmi Mata pidió a Yama, el dios de la muerte, que devolviera la vida al hijo de un trovador que había muerto en circunstancias terribles, pero Yama se negó. Ante la negativa de Yama, Karmi enfureció y, presa de su propia ira, reencarnó a todos sus fieles seguidores ya muertos en ratas. Esa fue su venganza, privar al dios de la muerte de esas almas humanas”. Las ratas actuales son reencarnaciones de aquellos, de allí su carácter sagrado.

Tal es el respeto que se les tiene a estos animales sagrados que si alguien mata a una rata, tiene que reemplazarla por un réplica en oro o plata para eximirse de su culpa.

La gente se acerca a las ratas con familiaridad, les da comida, las acaricia, las mima y reza delante de ellas. Las ratas por su parte, no tienen ningún miedo a los humanos, pues saben que son las reinas del lugar. En el interior de la casa principal se ubica la imagen de Karni Mata/Durga; es el santuario de la diosa y uno de los lugares más importantes del templo. Allí los fieles dejan comida y ofrendas, se sientan a rezar mientras las ratas caminan por encima de ellos.

Según los creyentes si uno tiene la suerte de ver, entre las miles que andan por allí, una rata blanca, tendrá ante sus propios ojos la reencarnación de Karni Mata. Por eso los visitantes del templo se dedican a explorar los pequeños recovecos en busca de una rata blanca, por la esperanza de tener en sus vidas un poco de buena suerte y prosperidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Blogger news

Blogroll

Dame tu voto en HispaBloggers!

About